LA FALSEDAD DE LAS GRANDES PROMESAS EN LA EMPRESA

Publicada en Publicada en General

LA  FALSEDAD DE LAS GRANDES PROMESAS EN LA EMPRESA

 

Pablo H. realizó una carrera meteórica en la Corporación Internacional Electrónica G. E.  En apenas cinco años, con esfuerzo y tesón, unido a sus manifiestas habilidades para el marketing  estratégico, fue ascendiendo  desde la posición inicial para la que fue contratado como jefe de Trade Marketing, hasta la Dirección de Marketing y de aquí al puesto de director de Marca,  ocupándose  de desarrollar una nueva línea de equipos audiovisuales.  Cada nuevo nombramiento supuso un significativo incremento de su retribución.

 

Desde entonces, las marcas que Pablo manejaba con su equipo dejaron de superar los presupuestos asignados y de conquistar  nuevas cuotas de mercado. En el sector nadie dudaba de que, en un futuro inminente, sería promocionado a director general de Negocios; se lo estaba ganando día a día con su impulso y entusiasmo, a los que acompañaban tan brillantes resultados.

 

 

Tres años después,  una reestructuración general de la compañía, dispuesta desde  los headquarters en Japón, decidió integrar algunas marcas dentro de otras divisiones,  a efectos de reducir costes generales y dar mayor coherencia a ciertas líneas fundamentales de comunicación. A Pablo H.  se le demandó  volver a su anterior función de director de  Marketing, al lado de un nuevo director de  Negocios,  recién incorporado a la compañía, y se  le prometió un inminente nombra­miento.  En todo caso,  se respetaba íntegramente  su salario,  e  incluso vio incrementados ligeramente sus incentivos  anuales por objetivos. Pablo debió aceptar, aunque muy decepcionado, y confiar en la prontitud de las promesas recibidas. Y, seis años después de aquel momento, Pablo H. es director  de Comunicación Corporativa de la División  de Música y Sonido de Corporación Internacional Electrónica  G. E. Trabaja solo,  con un ayudante y su secretaria.  Eso sí, preserva sus niveles de retribución,  mejorados anualmente  con  el  índice   de  incremento  del coste  de  vida. Mantiene  el coche de la empresa, a cada renovación,  de mayor cilindrada, y el Plan de Pensiones para Directivos. Existen rumores de que el año próximo podría volver a su antiguo puesto de director de Marca, aunque otros apuntan a que, en el horizonte, se avecina  una peli­grosa reorganización de toda la compañía.

Comparte en tus redes favoritasShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *