• RSS
  • Facebook
  • Twitter
29
enero
Comentarios

Javier Sanchez Alvarez / Enero 2015
¿PUEDE HABER UNA
OPORTUNIDAD PARA LA
JUSTICIA SOCIAL?
Dice el artículo 1º de la Declaración de Derechos del Hombre de 1789: “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales solo pueden basarse en la utilidad común”.
Este manifiesto repetido y reconocido, desde entonces, en multitud de proclamaciones solemnes de los Estados, constituye una de las certezas morales más evidentes y categóricas que configuran la realidad de la vida y de los seres humanos en la tierra. Si ni siquiera somos dueños de lo más preeminente de nuestras existencia, la vida, ¿cómo dudar de la igualdad esencial de todas las personas a partir de nuestra infinita insignificancia?
Sin embargo, la historia de la humanidad se ha ocupado, una y otra vez hasta nuestros días, de desmentir el paradigma de la libertad y la igualdad dividiendo a los individuos, en amos y siervos y, como consecuencia de ello, en ricos y pobres. ¿Qué libertad, que igualdad, le queda al oprimido y pobre? ¿De hecho la pobreza, la desigualdad económica y social, no constituyen la más palpable demostración de la explotación del hombre por el hombre?
¿Es posible una manifestación más cruel de violencia contra toda ética que la desigualdad, expresión máxima de la injusticia social?¿Desde que rincón de la conciencia del ser humano se puede justificar que unos tengan hoy para comer y otros no?
Nunca se puede ser libre mientras se este sometido al despotismo de quien te reduce a vasallo y siervo. Nunca se puede ser igual cuando en el reparto de la riqueza unos poseen infinitamente más que otros.
En los últimos veinte años, se ha desplegado en el mundo una monumental revolución (más bien contrarrevolución) de corte político y económico que pretende recortar abruptamente, avanzando hasta su practica supresión en los próximos años, las ideas de progreso hacia la igualdad, la justicia social y la fraternidad entre los individuos y con ello los logros y avances obtenidos, con sus intervalos y vaivenes, en el desarrollo de un pacto social para la solidaridad y la convivencia en sociedad a partir de la Revolución Francesa y la Independencia de los Estados Unidos; un acuerdo tácito entre las diferentes clases sociales, profundizado y acelerado a partir del final de la Segunda Guerra Mundial ,casi hasta la caída del Muro de Berlín.
La ideología de corte reaccionario que sustenta esta contrarrevolución que auspicia la desigualdad ha venido en denominarse NEOLIBERALISMO, por conectar, aunque solo indirectamente, con algunos de los planteamientos económicos de la tradición doctrinal liberal (por lo tanto, su origen ideológico no resulta reciente aunque su doctrinario de aplicación si lo sea).
La tesis básica de esta ideología neoliberal, expresada en términos simplificadores, seria que el Estado no solo no resulta beneficioso e imprescindible para la estabilidad y el progreso de las sociedades sino que constituye su más firme obstáculo. Reglamentaciones, controles públicos, excesivo gasto social , servicios de gestión publica e impuestos socavan y frenan, defienden perversamente los creyentes en este ideario, los impulsos creativos y emprendedores de los individuos suprimiendo sus empeños innatos de avance y mejora, hasta convertirlos en meros burócratas pasivos y desanimados en una sociedad carente de estimulo. Para que las personas y los grupos sociales recuperen la ambición y el impulso hacia la búsqueda de la riqueza y el desarrollo, insisten, se precisa devolver la plena iniciativa al individuo y, en consecuencia, una reducción drástica de ese supuesto Estado vigilante y limitador hasta su nivel más pequeño posible mediante desregulaciones, privatizaciones, eliminación de empleos públicos, supresión máxima de tasas e impuestos, eliminación de partidas de gasto y a partir de aquí…. QUE CADA CUAL SE BUSQUE LA VIDA COMO SEPA Y PUEDA…. que los “buenos y capaces” sabrán salir adelante mucho mejor, dicen, sin tener que cargar con “los vagos e inútiles” que hoy se aprovechan de los mas productivos y viven como parias a costa del ESTADO PROTECTOR.
En definitiva vienen, sin mayor reparo moral, a defender como marco para la convivencia de unos con otros una especie de ley de la selva natural en la que, como en la evolución de las especies, cada cual serio responsable único de su supervivencia y porvenir en la tierra. Una idea que intencionadamente omite hacer mención de las tremendas diferencias de oportunidades que hoy existen desde la cuna para unos y otros; con ello, para quien no lo haya percibido, lo que se estaría postulando seria reforzar, sin reservas ni disimulos, la discriminación por clases y el poder de las elites dominantes.
Para poder poner en marcha todo este programa de reformas estructurales que desmantele “el estado incompetente” se precisa de una disminución fulminante de sus presupuestos y estructuras y, en consecuencia y de manera prioritaria, la drástica reducción de todos los programas destinados al gasto social, incluida educación y cultura. El nivel de bienestar deja de ser una responsabilidad de la sociedad democrática pasando a depender de lo que cada individuo sea capaz de autogestionarse y obtener para si mismos. Por debajo de la impuesta desprotección social general, para aquellos “más débiles o inútiles”, bastaría con establecer una beneficencia pública que interviniera en situaciones extremas (la caridad compasiva como vienen a denominarla)….
La síntesis del discurso neoliberal se reflejaría nítido… “SOLO TU ERES RESPONSABLE DE TU VIDA Y TU RIQUEZA. LA SOCIEDAD NO TIENE QUE VER, LUEGO NO LE PIDAS NADA. SI ERES POBRE O NO TE LLEGA PARA VIVIR, ES TU PROBLEMA Y TU CULPA, ASI QUE TU TE LAS TIENES QUE APAÑAR”
Esto dicho sin rodeos para a continuación confirmar que LOS MAS FUERTES,SOLO LOS TRIUNFADORES Y PODEROSOS, DEBEN DIRIGIR A LOS DEMAS. Darwinismo social que convierte el principio de la libertad y la igualdad en el que se sustenta la democracia en una mentira que es sustituida por el individualismo productivo.
Gracias a la astucia profunda que encierran estas ideas y a su aun más hábil divulgación, el neoliberalismo ha sabido prender en una parte significada del tejido social de la sociedad, incluidas las clases medias burguesas, hasta hacer creer a muchos (sobre todo con la promesa de vertiginosa reducción de impuestos) que nos encontramos ante un dogma irrebatible y no, como sucede en realidad, ante una mera alternativa política y económica…¿Menos impuestos y menos beneficios sociales o mas impuestos y mas beneficios sociales? La respuesta resulta evidente para las aristocracias económicas, si además carecen de conciencia moral y el debate sobre la desigualdad les parece peligroso para sus intereses materiales. Para los demás, las restantes clases sociales, no lo resultaría tanto….más bien todo lo contrario
Dijo en 1802 el presidente, por aquel entonces, de los EEUU, y padre fundador de la independencia, Thomas Jefferson……” Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertadas que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán entorno a los bancos, privaran a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertaran sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron” Dicho momento parece haber llegado: en el reciente encuentro internacional de Davos, Suiza,, los expertos han confirmado que para finales de 2015, las 80 primeros ricos del planeta serán propietarios del 50% de todas las riquezas del mundo. ¿Qué más se puede añadir?
Aun y con todo, la propaganda del discurso neoliberal ha conseguido convertir tan dañinas ideas en pseudo evangelio inapelable y definitivo para muchas mentes mas o menos preparadas, hasta tal punto que se llegue a contemplar como natural satisfacer las demandas de los mercados financieros antes que las necesidades de los individuos.¿Como si no se explicaría que el gobierno actual retenga la dispensación de ciertos fármacos ,mas caros pero con mayor porcentaje de salvación de vidas, a enfermos en riesgo de muerte , o que se opte por que muchas personas carezcan de luz, agua o calefacción antes que nacionalizar una parte del sector de las energías?
Para ser objetivos, no deberíamos dejar de mencionar como en el auge del discurso neoliberal no han resultado ajenos, sin duda, los grandes retos y nuevas oportunidades a los que se enfrenta el mundo en su recién estrenado siglo XXI: la globalización del comercio, la financiarizacion de la economía, la majestuosa irrupción de internet y el universo virtual, el despegue creciente de grandes países hasta ahora subdesarrollados, y el incesante y maravilloso progreso tecnológico y científico. Realidades complejas que presuntamente, vienen a decir, solo pueden resolverse desde el sometimiento a las normas y reglas que establezca el gran capital mundial, hoy denominado…LOS MERCADOS.
Lo que sin duda esta ideología no sabe responder, salvo para acentuar en sus nefastas consecuencias, es a la creciente, y repugnante para el sentimiento ético, acumulación de riqueza en menos manos, en aquellas de los que ya son ricos por patrimonio, ni tampoco a la precarización del trabajo como fuente natural de supervivencia, al incremento de las desigualdades económicas y sociales, a la quiebra absoluta de la igualdad de oportunidades, a un creciente determinismo social de cuna, a una reducción de las libertades reales de los hombres, a una irrecuperable perdida de la cohesión en las sociedades al acentuarse la verticalidad de la pirámide de clases, y finalmente a un incremento, como consecuencia de todo ello, de la marginalidad y de la exclusión.
En la dialéctica entre PUEBLO, la gente, Y MERCADOS, el capital, uno de los dos debe mantener una SUPREMACIA rectora sobre el otro. El neoliberalismo impone su decisión en una única dirección.
Como nos narra el profesor Josep Fontana en un reciente conferencia en León…. “¿Que ha conseguido el mundo empresarial con este asalto al poder? En julio del año pasado, Michael Cembalest, jefe de inversiones de JPMorgan Chase, escribía, en una carta dirigida tan sólo a sus clientes, que se conoció porque la descubrió un periodista, que “los márgenes de beneficio han conseguido niveles que no se habían visto desde hace décadas”, y que “las reducciones de salarios y prestaciones explican la mayor parte de esta mejora”. “La compensación por el trabajo está en los Estados Unidos en la actualidad al mínimo en cincuenta años en relación tanto con las cifras de ventas de las empresas como del PIB de los Estados Unidos”.

Merece la pena escuchar esta historia(…se estaría refiriendo el profesor Fontana a la penetración de la ideología neoliberal en la sociedad y en los países) como la cuenta el Premio Nobel Paul Krugman: “En el primer acto los banqueros se aprovecharon de la desregulación para lanzarse a una especulación desbordada, hinchando las burbujas con préstamos incontrolados; en el segundo las burbujas estallaron y los banqueros fueron rescatados con dinero de los contribuyentes, mientras los trabajadores sufrían las consecuencias, y en el tercero, los banqueros decidieron emplear el dinero que habían recuperado en apoyar a políticos que les prometían bajarles los impuestos y desmontar las pocas regulaciones que se habían impuesto tras la crisis”. ¿Piensan ustedes que esta es una historia exótica, que sólo puede referirse a los Estados Unidos?”

PERO, POR FIN,EL AVANCE IMPARABLE DE LA DICTADURA NEOLIBERAL PARECE HABER ENCONTRADO RESISTENCIA…..

Sea cual sea su desenlace final, 2015 se constituirá en un tiempo histórico para la crónica de nuestro país; un momento en el que una nueva fuerza social devenida en política, que pretende reivindicar la hegemonía del pueblo sobre los más ricos, tenedores de los Mercados, se pone en marcha para intentar derribar, mediante el voto de los ciudadanos, el férreo muro blindado de un sistema político que, edificado en 1977, con toda la esperanza, como salida compartida por todo el pueblo a 40 años de periodo dictatorial franquista, se habrían apropiado oligarquías corruptas al servicio de los referidos Mercados.
Que lo consiga o no resulta de difícil pronostico a estas alturas de arranque del año. En todo caso dependerá de dos elementos esenciales: el irreductible y entusiasta apoyo mayoritario del pueblo y la respuesta eficaz que, en su momento, sepa darse al feroz contraataque que, caso de alcanzar el poder, desplegaran los ejércitos unidos de la aristocracia neoliberal, una vez tengan que afrontar, como cierto y probable, el riesgo para sus intereses de casta.

No resulta preciso entrar en densa dialéctica para resumir lo que han constituido estos primeros años del siglo XXI para nuestro país y su tejido humano y de cómo el modelo neoliberal ha sabido ir creando “situaciones excepcionales”, con la denominación genérica de crisis, mediante las cuales ha logrado imponer su hegemonía socioeconómica.
Dando un repaso, podríamos señalar una serie de hitos en el tiempo que sintetizan como se ha ido produciendo esta astuta penetración ante las propias narices de la ciudadanía: una conspiración de la que la mayoría no ha sido consciente.

a) CRISIS INICIAL- A mediados de 2007 se produce un desplome de la solvencia y liquidez bancaria en los Estados Unidos que se extiende por contagio a nivel planetario. La causa de tal caída se encuentra en el derrumbe de unos productos especulativos puestos en circulación por dichas entidades (hipotecas subprime titularizadas), derivados de la concesión de hipotecas para la compra de viviendas y que, como si se estuviera en el casino, en el juego de la oferta y la demanda financiera, fueron artificialmente subiendo de valor hasta que, un buen día, se desinflaron , con toda la lógica de una burbuja, y se hundieron hasta un valor-cero provocando pérdidas de miles de millones de dólares para todos los tenedores ( los propios bancos) de estos productos y sus empresas aseguradoras. Una crisis 100% financiera cuyo origen claramente puede situarse en la codicia más que imprudente de entidades y altos directivos.

b) PRIMERA CRISIS NACIONAL-En España, como consecuencia de esta situación internacional (que, en si misma, tampoco había golpeado tan gravemente a nuestro tejido bancario) se produce, por contaminación, una situación de AUSENCIA TOTAL DE CREDITO para ofrecer a empresas y particulares .El grifo para préstamos, que movía toda la actividad económica y el consumo privado, queda seco y cerrado de improviso.

c) SEGUNDA CRISIS NACIONAL-La ausencia de fuentes de financiación provoca en España un colapso inmediato de todas aquellas empresas que funcionaban mediante altos niveles de endeudamiento .EL MERCADO DE LA CONSTRUCCION, de semejante peso en nuestro país, y que llevaba casi diez años de crecimiento anormalmente elevado, se desploma por completo, desde el mismo momento en que queda interrumpida toda posibilidad de prestamos a constructores y de la concesión de hipotecas a particulares para la compra de viviendas. Quiebran constructoras, promotoras e inmobiliarias y con ello todo el tejido económico auxiliar que les acompañaba, desde proveedores de materiales para la construcción hasta el trasporte o las empresas de servicios vinculadas al sector.
A modo de fichas de domino que van sucesivamente cayendo, el desplome de un sector conduce al de siguiente y así sucesivamente hasta confluir todos en la quiebra de cientos de miles de empresas, pequeñas y grandes, y en un incremento del paro laboral que alcanza a seis millones de habitantes (de un total aproximado de veinte dos millones de población activa en nuestro país).
No cabe duda de que esta depresión, que solo acontece a tales niveles en nuestro país, viene debida a los excesos incurridos por bancos y promotores inmobiliarios, fuera de toda norma y control prudente, en un afán desmedido de negocio y ganancias, que llevo a convertir la vivienda… en un bien de carácter cuasi especulativo.
Para comprenderlo mejor, baste señalar que en el año 2006 se construyeron más viviendas en España que en el conjunto de Francia, Alemania e Italia. De nuevo, pura y dura economía de riesgo extremo y máximo beneficio alimentada por los bancos; capitalismo salvaje.

d) TERCERA CRISIS EN PAISES DEL SUR DE EUROPA-La onda expansiva de la crisis financiera inicial (la de las hipotecas subprime) no alcanzo, en la mayoría de los países europeos o anglosajones, el nivel en intensidad y duración que supuso para el nuestro como consecuencia del hundimiento de una parte tan significativa de la economía real, exageradamente dependiente del crédito.

Es solo en 2010, transcurridos casi tres años desde el arranque del periodo depresivo mundial, que se constatan en España (hasta entonces lo había reiteradamente intentado camuflar y negar el gobierno socialista ) las feroces consecuencias derivadas de las anteriores crisis : nuestro país se encuentra extremadamente endeudado (deuda de particulares, deuda de empresas y deuda de instituciones y organismos públicos), esta a punto de hacer CRACK (ya que la caída de la construcción ha convertido miles de millones de euros prestados para la promoción inmobiliaria en fallidos incobrables sustentados en unos bienes inmobiliarios cuyo valor de mercado se ha desplomado casi un 50% con relación a aquel a cambio del cual se prestó)y la economía real, sumida en semejante nivel de paro y batacazo del consumo y la inversión, no es capaz de solventar los vencimientos de sus deudas ni de recuperar la senda del crecimiento. Casi todos los bancos y entidades financieras españolas, con alguna excepción, se sitúan próximos a una quiebra que, para prevenirla, les obliga a hacer frente, adicionalmente, a duras ampliaciones de capital y a la constitución en sus balances de nuevas y elevadas provisiones para insolvencias.
Situación similar, aunque por causas distintas, se produce en Grecia, Italia y Portugal, como anteriormente había acontecido en Irlanda.
No teniendo el país suficiente liquidez interna y encontrándose, al igual que ocurre en los restantes mencionados, en un serio riesgo de suspensión de pagos, la búsqueda de crédito internacional se convierte en tarea preferente aunque extremadamente ardua ya que solo puede conseguirse a cambio de intereses elevadísimos, fuera de mercado y de toda posibilidad de equilibrio económico. Es así como se entra en una nueva crisis definida como de LA PRIMA DE RIESGO, denominación con la que se definiría el altísimo deferencial de interés que nuestro país, y los restantes del sur de Europa, debe aceptar y comprometerse a pagar a los Mercados de prestamistas a cuenta de créditos que les permitan sostener un mínimo de equilibrio y solvencia entre sus ingresos y sus compromisos de pago.

e) CUARTA CRISIS EXCLUSIVAMENTE LOCAL-En este contexto de PANICO FINANCIERO, que se intentar suavizar por los nefastos gobernantes socialistas de entonces con una serie de extrañas y aceleradas fusiones de Cajas de Ahorro y determinados bancos, se van descubriendo una serie de escándalos económicos (no es que en años anteriores no los hubiera habido tambien pero jamás con semejante proliferación) que derivan, previa intervención policial, en la apertura de un buen numero de sumarios judiciales de extremada gravedad relacionados con corrupción ,soborno, tráfico de influencias, cohecho, prevaricación y fraude fiscal. En ellos estarían implicados significados cargos y personajes de la Administración, los partidos políticos, sindicatos, patronal, importantes empresas y determinados altos poderes del Estado. En definitiva una parte relevante de lo que podríamos considerar el establisment , LAS ELITES, del Sistema.
Es así como empiezan a salir a la luz (y todavía, a la fecha de hoy, continúan apareciendo nuevos datos, si cabe mas graves) informaciones que demostrarían como la práctica totalidad de las entidades financieras de gestión semipública, Cajas de Ahorro, dirigidas por cargos políticos pertenecientes a todos los partidos y sindicatos nombrados al efecto, habían estado siendo gestionadas de manera incompetente y cuasi-fraudulenta con despilfarro, interés personal , irresponsabilidad, amiguismo, reparto indebido de privilegios e incluso incurriendo en supuestos que encajarían con el fraude y la estafa, pura y dura. Con la consecuencia, todo ello, de perdidas evaluables en miles de millones de euros que ahora venían a añadirse a la larga lista de problemas que atravesaba el país
Las ventas efectuadas por estas entidades de unos títulos denominados PREFERENTES y la salida a bolsa de la entidad financiera BANKIA (fusión de la Caja de Ahorros Caja Madrid con otras entidades)se convertirán con el tiempo en pruebas palpables de los delitos e irregularidades cometidos , todo ello ante la presunta ceguera de los órganos fiscalizadores y reguladores del Estado, el Banco de España y la CNMV. Como consecuencia, millones de particulares fueron atrapados en estas presuntas estafas, viendo sus ahorros totalmente perdidos.

f) QUINTA CRISIS PARA EL PAIS- Sumidos en una situación insostenible en la que resultaba imposible, por lo costosa, encontrar financiación en el exterior y de sequía en la liquidez de todo el sistema financiero nacional a causa del caudal de incobrables contenidos en sus balances y de los agujeros creados por la corrupción y la gestión incompetente ,el nuevo Gobierno del Partido Popular se ve en la necesidad de solicitar(al igual que los otros países señalados mas atrás) de los organismos internacionales, a través de la UE, un RESCATE, un préstamo urgente de dinero, que ronda los 100.000 millones de euros y que destina exclusivamente a salvar de la quiebra nuestro sistema financiero, abierto en canal como el Titanic.

No debería olvidarse el origen presuntamente delictivo, la corrupción y la codicia descontrolada de beneficios, en las causas que determinan este “rescate a la banca”(que deberá pagar todo el país), para mejor comprender quienes fueron los culpables de la ruina y quienes sus victimas

g) SEXTA CRISIS PARA EL PAIS -A cambio del rescate pactado el gobierno se compromete con los organismos económicos internacionales- la denominada TROIKA- a aplicar un estricto programa neoliberal mediante la puesta en marcha de un conjunto feroz, salvaje e inmisericorde, de RECORTES en sus presupuestos así como extremas medidas de austeridad en el gasto que, inmediatamente, alcanzan de lleno a los niveles de protección social de la población y, en consecuencia, a su capacidad para poder cubrir sus necesidades básicas, impactando en proporción inversa al nivel económico de cada individuo(a más pobre, mas impacto).
Como consecuencia, un porcentaje aproximado del 30% de la ciudadanía queda sumida en niveles cercanos al umbral de pobreza: recortes en educación, en sanidad, en pensiones, en dependencia, en salarios, en subsidios de desempleo, en bienestar social, en investigación, en cultura, en condiciones laborables, en derechos civiles y sociales, en protección de la infancia, en asistencia sanitaria, en atención a las familias….Suben impuestos para los pobres y clases medias; suben la luz y el agua…. Casi un millón de ciudadanos, la mayoría de edad entre 25 a 40 años y nivel educacional medio/alto, se ven obligados a emigrar… Más de medio millón de familias son desahuciadas de sus hogares. Otro millón ven recortados sus suministros de agua y energía por impago. Mientras el paro se mantiene en torno a los 5 millones de personas.
No importa que economistas galardonados con el Premio Nobel, como Stiglitz y Krugman, condenen la política de austeridad, su finalidad sigue siendo la de beneficiar a los mismos que han causado el desastre y favorecer la continuidad de su enriquecimiento. Como dice el experto Michael Hudson: “No hay ninguna necesidad (…) de que los dirigentes financieros de Europa impongan una depresión a la mayor parte de su población. Pero es una gran oportunidad de ganancia para los bancos, que han conseguido el control de la política económica del Banco Central Europeo (…). Una crisis de la deuda permite a la élite financiera doméstica y a los banqueros extranjeros endeudar al resto de la sociedad”.
NO CABE DUDA DE QUE TODA ESTA ACTUACION, ENCUBIERTA AL CONOCIMIENTO Y COMPRENSION DE LA MAYORIA DEL PUEBLO, SOLO PUEDE CALIFICARSE DE MALVADA Y PERVERSA
Un excelente libro, de muy reciente aparición, ”El Desmoronamiento “de George Packer (Debate), explica con brillante lucidez como a lo largo de los últimos veinte años se ha venido aplicando el mismo modelo en los EEUU. De lectura imprescindible para aquellos interesados en descubrir lo que está sucediendo.
En definitiva, estamos viviendo la prefecta puesta en marcha del modelo neoliberal de reducción máxima del gasto social, aplicada sin piedad contra los mas débiles de la ciudadanía, con la excusa de intentar resolver una situación de extrema dificultad, sobre cuyos auténticos responsables y causas se han aplicado todos los esfuerzos posibles desde el Poder para evitar que el pueblo los conociera (a pesar de que ya van por más de 2000 los imputados, hasta la fecha, en casos de corrupción vinculada al dinero publico).

Resulta obvio, con lo que hoy ya se sabe, que desde antes de que estallaran las sucesivas depresiones narradas, el sistema constitucional de 1977 había saltado por los aires, fracasado en sus fines de cohesión social, habiendo sido sustituido detrás de su falsa apariencia de estabilidad, por ”un todo vale en la cueva de Ali Baba” en el que los mas golfos se habrían repartido entre si el botín de la riqueza del país en forma de millones de euros ….. Haciendo, con su actuación, tambalear y caer la credibilidad y respeto de todo el andamiaje constitucional.
Resulta increíble todavía comprender y asumir que tal estado de cosas hayan llegado a acontecer; un modelo de nación donde la rapiña colectiva, encubierta en la tan hispana hipocresía, había subvertido todo fundamento moral y de valores en el que debe sustentarse una nación. Todo lo cual podría retrotraernos a la picaresca mas infame del siglo de Oro.
Privilegios de casta, amiguismo, idolatría hacia el dios dinero, mentiras, engaños, burla, desprecio por los códigos y deberes sociales, sensación de impunidad ante la falta de mecanismos de control y las debilidades insuperable de la justicia; codicia casi ciega ; soberbia de creerse con derecho a robar; chulería de no quedar, por honrado, como mas tonto que el vecino ladrón……
Lo cierto es que muchos de los que, por su pertenencia a un partido político, a un sindicato o a un grupo profesional, accedían a una mesa con varios teléfonos, secretaria, tarjeta de crédito para gastos, móvil, coche con chofer y una red de contactos, con la función de ejercer actividades de gestión y control de lo publico(o sea de lo de todo el pueblo) se creyeron con pleno derecho para meter mano en la olla que presuntamente debían administrar.
En tanto, como se cuenta, duro la fiesta a lo largo de esos años de expansión y bonanza (del 1998 hasta el 2007) a costa de la burbuja de la construcción, la obra publica innecesaria y el endeudamiento imprudente, la situación se mantuvo en una falsa apariencia de estabilidad, aunque el saqueo por parte de los chorizos ya hubiera comenzado, mientras la mayoría del pueblo, ignorantes y ciegos, nos regocijábamos con nuestra supuesta capacidad para acceder a mas y mas bienes de consumo a través de un crédito fácil que casi caía del cielo.
La pregunta que deberíamos formularnos es como es que nadie fue capaz de detectar y denunciar el basurero en el que el SISTEMA estaba cayendo mientras todos los Jordi Puyol de España, con mayor o menor capacidad, se lo llevaban afanosamente hacia Suiza. La respuesta solo puede ser la de que tantos y tantos prefirieron mirar para otro lado y dedicarse a sus propios intereses, en tanto la ciudadanía renunciábamos a ejercer nuestro derecho y deber de ciudadano y pedir explicaciones de lo que nuestros dirigentes hacían para concentrarnos mejor en el deleite con el nuevo automóvil o la parcela adquirida, mediante una buena hipoteca a 20 años, en la playa o la montaña.
ENTRETANTO LA MORAL Y LOS PRINCIPIOS SE AGOTABAN RESECANDOSE ENTRE EL DESIERTO DE UN PUEBLO QUE SOLO ASPIRABA A ABURGUESARSE MAS Y MAS Y EL PARAJE ARIDO DE UN ESTABLISHMENT, UNA CLASE DIRIGENTE, AFANADO EN SATISFACER SU CODICIA
Acabado el banquete se descubrió la despensa vacía, porque algunos la habían vaciado, y que hasta los platos y los vasos de la vajilla se debían. ¿Quien los iba a pagar?
Ya lo sabemos. Tal y como se había pactado con los auténticos titulares del poder – LOS DUEÑOS DEL DINERO –FMI, UE, BCE-, a cambio del salvamento del sistema financiero y de quienes nos habían conducido a la crisis y con la intención de que los mercados pudieran continuar operando, el Gobierno impulso el mayor plan de recortes sociales que había vivido nuestro país desde la posguerra civil. La excusa de la crisis, mas certeramente el chantaje del capital internacional, y las consecuencias de la corrupción, justificaron poner en marcha un programa contra los intereses y necesidades del pueblo. UN AUTENTICO TIMO DE LA ESTAMPITA
España ha llegado en estos años a alcanzar cotas inimaginables en los rankings de exclusión social, pobreza infantil, desinversión en educación e investigación, marginalidad, pobreza energética, desahucios, incluso casos de gangrenas y congelaciones por frío y demás parámetros que definen la cohesión en una sociedad democrática. Entre los países de la OCDE somos primeros o segundos en NIVEL DE DESIGUALDAD (diferencia en capacidad adquisitiva entre ricos y pobres), escala que ha continuado incrementándose en los años recientes de recesión dando la razón a las investigaciones del profesor Thomas Piketti quien asegura que el capitalismo genera una riqueza de distribución desigual creciente (situación que, por otra parte, el neoliberalismo no solo no oculta sino que postula como clave de la productividad).
De hecho , entre 2007 y 2011, supongo que los datos para años posteriores serán aun mas graves, mientras los ingresos anuales del 1% más rico de la población crecían por encima del 20%,y todavía los del siguiente 10%mas rico de españoles permanecieron estables, fueron resbalando en negativo para el resto de segmentos de habitantes hasta alcanzar una reducción del 25%para el segmento más pobre. Eso es el neoliberalismo. Sin comentarios. ¿Para que se quiere una sociedad así, que premia al rico, cuanto mas rico y condena al pobre, cuanto mas pobre? Fin de la cohesión social y a la función armonizadora y redistribuidora del Estado.
Entretanto, para bochorno mundial y asco nacional, no transcurrió un solo mes desde 2010 sin que fueran descubriéndose (siempre puntas de un iceberg que se supone mucho mas grande) nuevos e insoportables casos de corrupción institucionalizada: en Cataluña, en Valencia, en Alicante, en Murcia, en Marbella, y luego majestuosamente en toda Andalucía, en Castilla la Mancha, en Madrid, en Castilla León, descomunales en Galicia, en Asturias, Aragón, Navarra, La Rioja y no digamos Baleares o Canarias
La conclusión a la que se llega después de este repaso no es, porque no puede serlo, ni de derechas ni de izquierdas; en todo caso será moral y social: unos desvalijaron el país, por acción u omisión, y otros tuvieron que reponer el dinero que faltaba mediante subidas de impuestos, bajadas salariales, copagos sanitarios, reducción de medicamentos prescritos, supresión de derechos laborales, perdidas de nivel adquisitivo, restricción de becas y ayudas, dotaciones escolares y universitarias, cierre y cancelación de programas de investigación, recortes culturales, congelación de pensiones, supresión de ayudas a los minusválidos y dependientes en general…. Solo la caridad, último recurso ante la injusticia social, orientada maravillosamente a través de una amplia red de centros de asistencia y reparto de ayuda a necesitados, evito que se produjeran situaciones más graves de hambruna, crisis humanitaria y desesperación ciudadana.
Unos se lo llevaron y otros tuvieron que reponerlo. ¿Cabe mayor motivo para la más justificada indignación? Unos se lo llevaron con la especulación inmobiliaria, con el montaje de manejos especulativos de casino, con las subidas artificialmente elevadas de ciertos bienes de consumo y producción; con el otorgamiento de increíbles subidas salariales y bonnus inasumibles en altas esferas de la dirección de muchas empresas; con la concesión de obras inútiles (el aeropuerto vacío de Castellón constituiría su paradigma); con el despilfarro; con la codicia irresponsable; con la venta de falsos productos financieros; con vergonzantes SUBVENCIONES por y para casi todo…. Otros directamente con el ejercicio de la delincuencia: fraude y evasión fiscal, comisiones a cambio de concesiones que luego se repercutían en el precio público de los servicios y bienes contratados, clientelismo, amiguismo…. toda esa retahíla tan española que concluía con sacos de basura repletos de euros delictivos camino de algún paraíso fiscal. Una mezcla de capitalismo salvaje internacional y genuina picaresca hispana. De la Monarquía hasta el presidente del banco, del deportista hasta la gitana flamenca o del reputado político a la cantante de ópera, una buena parte de los que pertenecían al “quien es quien” de la sociedad metieron mano en las arcas de la nación.
En este contexto, parecería lógico suponer que desde la perspectiva del PUEBLO (ese 95% de la ciudadanía que ni ha metido la mano en la bolsa, ni se ha beneficiado del saqueo continuo)no cabria la menor duda de su ira y enojo y ,en consecuencia, de su convicción en el derrumbe y demolición acontecido en un EL SISTEMA ,el modelo establecido en 1977, venido abajo a consecuencia de su propia degeneración y transformación en un sistema ineficaz, corrupto y mayoritariamente impune. Si repasa el lector nuestra Carta Magna comprobara como más de 20 artículos de la Constitución suponen en su enunciado más una burla que no se cumple que la norma máxima que regiría nuestra nación .¿Cabe mayor descalabro de un Régimen? No tenemos buen presente y menos aun esperanza en el porvenir
Si el fundamento único de toda democracia que EL PUEBLO se otorga a sí mismo reside en la convivencia compartida en torno a unos valores, la estabilidad y el bienestar de los ciudadanos, solo puede confirmarse que la actual Constitución ha fracasado porque unas oligarquías (bien definidas como CASTA, a modo de bandas mafiosas) se han apoderado de la voluntad soberana para utilizarla en su provecho particular sin que nadie ejerciera(ay! esa Monarquía), desde la propia soberanía , los adecuados mecanismos de prevención .
Muerto el Sistema por incompetencia, rapiña y saqueo de muchos de sus representantes (que dudo si alguna vez llegaran todos a ser juzgados y condenados) no cabe duda de que nos resulta preciso y precioso proceder a instaurar lo mas rápidamente posible un nuevo Régimen de convivencia que devuelva al país ilusión y esperanza Fuera de ello solo cabria imaginar la precipitada desmembración del Estado
Resulta obvio que este nuevo modelo de coexistencia y entendimiento entre los ciudadanos solo podrá emanar del autentico pueblo mediante la apertura de un proceso constituyente que solo podrá ser desarrollado por aquellos representantes legítimos que jamás hayan estado implicados en la destrucción del anterior: nadie pondría al zorro a cuidar el gallinero o al pirómano de guarda forestal.
La ciudadanía debe reconstruir su tejido social y político, y sobre todo su marco de confianza, ilusión, vínculo, seguridad y orgullo hoy aplastados.
Grupos como LA ORGANIZACIÓN POLITICA PODEMOS parecerían haberse adelantado en percibir los anhelos de un pueblo hoy indignado, desmoralizado o simplemente resignado para darles formulación política; bienvenidos sean pero todavía caben muchos más nuevos proyectos…. “Ganemos” Debemos” “Luchemos” y demás siglas de derechas o izquierdas (estupenda la irrupción nacional de Ciudadanos) que representen la autentica voz limpia (insisto sea de derechas o de izquierdas) de los ciudadanos; esa voz suplantada y secuestrada ante nuestros ojos por oligarquías económicas, aristocracias de apellido y abolengo o todo un funcionariado político al servicio exclusivo de aquellos (… a cambio, eso sí de sus 30 monedas…)
¿Lo entenderá así la ciudadanía? Volviendo a las palabras del Profesor Josep Fontana …”Es por esto que necesitamos evitar el error de analizar la situación que estamos viviendo en términos de una mera crisis económica –esto es, como un problema que obedece a una situación temporal, que cambiará, para volver a la normalidad, cuando se superen las circunstancias actuales-, ya que esto conduce a que aceptemos soluciones que se nos plantean como provisionales, pero que se corre el riesgo de que conduzcan a la renuncia de unos derechos sociales que después resultarán irrecuperables. Lo que se está produciendo no es una crisis más, como las que se suceden regularmente en el capitalismo, sino una transformación a largo plazo de las reglas del juego social, que hace ya cuarenta años que dura y que no se ve que haya de acabar, si no hacemos nada para lograrlo. Y que la propia crisis económica no es más que una consecuencia de la gran divergencia”.

Al comienzo del articulo me preguntaba si la justicia social y con ello la imprescindible cohesión social tendría una oportunidad de ser reconstruida en medio de esta invasión neoliberal; ponía el acento como primer requisito en la movilización ciudadana para lograrlo: Resulta obvio que nunca serán las castas que nos empujaron a la situación actual(y a las que tienen previstas para el futuro!, como explica la politóloga y activista Noemí Klein en su obra Estado de Shock )quienes nos devuelvan ese equilibrio democrático en el que no creen y que sin duda juega en contra de sus intereses egoístas y sectarios. Esos malditos patriotas con cuentas corrientes en Andorra o Luxemburgo
¿Asumirá la ciudadanía su desafío histórico? ¿Volvemos a ver las calles y plazas repletas para escuchar a sus nuevos líderes, de uno u otro signo ideológico, pero limpios del estigma del pasado corrupto? ¿O seguimos siendo pasto de las elites dominantes que continuaran cerrando el nudo de la soga en nuestro cuello hasta ese punto exacto de ahogar un poco más sin llegar a asfixiar? Debemos tener la certeza de que después de los cantos de esperanza que nacen en todo año electoral volverán a salir de la chistera nuevas y nuevas crisis-la próxima la de la deuda-que impondrán nuevos recortes… ¿Tan difícil resulta comprenderlo?
Me gustaría creer que esta vez no gritaremos aquel triste ”vivan las cadenas” y diremos HASTA AQUI!. Necesito creer que así será. No puedo vivir sin esperanza y sin embargo mi cerebro (que no mi pasión) se sitúa mas cerca de la desesperanza. ¿Por qué? No dudo de la actuación de esa minoría de indignados entre los me encuentro que llevan años gritando “Basta Ya” y “No Nos Representan” y que probablemente logren, lograremos, eso si, romper ese monopolio de poder que representa el bipartidismo parlamentario origen de tantas infamias impunes…(“yo te tapo si tu me tapas”). Pero dudo que se pueda ir mucho más allá
¿Dónde se sitúa la mayoría del pueblo? Esa mayoría silenciosa que ni se ha beneficiado de la corrupción neoliberal ni tampoco ha expresado en las calles su rabia ¿Qué piensa hacer?
Sinceramente, con realismo de tono pesimista, creo que buscara su excusa, su motivo, su razón para volver a votar a los mismos de siempre. Y ello a pesar de no ser absolutamente ajenos a una cierta conciencia de la estafa sufrida y de que si permanecen los mismos se repetirán los mismos hechos, nacionales y mundiales, que hemos venido padeciendo.
¿Entonces? Las encuestas hablan ya de un20/ 25% de la población dispuesta a votar a la opción política Podemos. Incluso auguran una tendencia creciente a la “insumisión” si sumáramos a las estimaciones asignadas los porcentajes de los demás partidos que no representan a esa casta política (fundamentalmente PP-PSOE CIU, y PNV) y que ha manejado el poder al servicio de los intereses del IBEX – 35 conduciéndonos de mentira en mentira. Con todos lo que cínicamente se denomina grupos antisistema se podría llegar hasta cerca del 35% de la población.
¡No es suficiente para arrancar un nuevo proceso constituyente en el que el pueblo determine su destino y futuro. Las tenazas del restante 65%, y no solo por una cuestión de legitimidad mayoritaria, se ocuparan de bloquear todo proceso de reconstrucción de esa idea esencial de UNA SOCIEDAD MAS JUSTA Y UN PAIS MAS ESPERANZADO.
Me temo que, de nuevo, una parte significativa, por su peso cuantitativo, de la ciudadanía encontrara sus rezones para volver a elegir a los de siempre, a los que, llamémosle como queramos, se han convertido en AMOS DE UNA FALSA DEMOCRACIA QUE SE REPITE INUTILMENTE CADA 4 AÑOS.
Miedo como causa de fondo. Miedo a lo desconocido; miedo al cambio; miedo a asumir la responsabilidad de las propias decisiones (Julio Anguita con acierto lo ha llamado el complejo de esclavo); miedo a declararse rebelde contra lo que le mandan; miedo al enfado del señorito (ESTE SIEMPRE FUE UN PAIS MUY SERVIL HACIA EL AMO); miedo a perder lo que ya se tiene (ignorando que ya te han birlado una parte más importante de lo que te pertenecería)….
Es ante esta duda pesimista que me embarga que me viene a la memoria aquellas líneas que dedicaba José Ortega y Gasset a imaginar como serian las clases medias del futuro, en su Obra “La Rebelión de las Masas”. Creo que con excepcional anticipación supo describir el presente de la burguesía: “… Esta clase media triunfante abarcará infinitamente más que sus antepasados de toda otra época. Su perspectiva se hallara paradójicamente en razón directa a una indiferencia casi total. De hecho el hombre masa de aquella era tecnológica habrá perdido la facultad de percibir al prójimo, porque antes perdiera la de mirarse en su interior. De obvias resultas, olvidara por un lado la compasión que trajo el cristianismo y por otro la conciencia, descubierta por Lutero. Misericordia y conciencia, dicho sea de paso, fúndense en el sentido básico de la justicia. Son, de este modo, la negación del fascismo. De las cenizas de aquellas, retoñará este, desprovisto ya de innecesaria violencia, en un mundo acomodaticio, deshumanizado, antiintelectual, incapaz incluso de reconocerse…”Sin lugar a dudas… lo clavo.
Pero además…no olvidemos que estamos en un país en el que un 35%de sus habitantes declara jamás leer o haber leído; un país donde un 70%reconoce solo informarse por los telediarios e incluso un país donde mas de un 40 % afirma jamás haber opinado de política por no entender del tema o no considerarse capacitado para ello.
Apatía, ignorancia, perdida de valores, relativismo, fanatismo consumista, individualismo (resulta estremecedor que casi un 25% de la población diga estar de acuerdo con la supresión del estado del bienestar si con ello mejora su riqueza personal, y se sustituye los derechos sociales por una beneficencia mínima en casos de extrema necesidad); servilismo, clientelismo ,fe inquebrantable y sin contrapartidas en las personas de siempre; negativa a reconocer el engaño sufrido y, por supuesto, muchas dosis de ideología asumida e identitaria ¿Cuántos de los simpatizantes de los partidos de Casta –PP, PSOE, CIU y PNV- lo seguirán siendo hasta el final de los días por “ identificación cuasi genética”-al modo de los recalcitrantes fascistas o comunistas- independientemente de las mentiras y promesas reiteradamente incumplidas de sus representantes? Solo así podría explicarse que en nuestro país la corrupción no genere pérdida de votos
En mi opinión, existe un 40% de pueblo, voto cautivo, irreductible en sus ideas de seguimiento a la Casta, cual sea, en la que hayan delegado su propia identidad; un 35% de ciudadanos rebeldes, indignados y exigentes de limpieza y cambio y, finalmente, un 25% que se moverá en una u otra dirección en función de “como sople el viento”…y de “lo que le sugieran desde el pulpito televisivo”
Y ya sabemos de la fuerza que tiene las tribunas propagandísticos de las elites neoliberales para difundir sus mensajes de “más vale pájaro en mano….”, “tened confianza en que, con nosotros, el futuro siempre os será mucho mejor”, “…. El desconocido se quedara tus ahorros…” o el tan socorrido •…. “Cuidado que viene el lobo….”. Atavismos de pueblo atrasado y poco formado.
Nos quedan las redes sociales. Veremos
Contra todos estos burdos slogans reflexiona el periodista Josep Ramoneda: “De verdad hay que dar por hecho, en nombre de la realidad, que debemos perder toda esperanza de cambio social hacia posiciones más libres, más justas e igualitarias? ¿De verdad hay que resignarse a la bien trabajada hegemonía neoconservadora que ha convertido a nuestros gobernantes en mayordomos al servicio de unos pocos y ha hundido a la socialdemocracia de los países del sur arrastrada al triste papel de comparsa? ¿De verdad este es el mejor de los mundos posibles y no hay otro remedio que rendirse y cultivar el jardín? ¿De verdad el gran proyecto político es gritar que viene el lobo Podemos, para disimular la fallida de un régimen que sus dirigentes son incapaces de reformar?”

“No es el régimen, es la propia idea de democracia la que está en juego. Si está decidido que han de gobernar los de siempre, ¿por qué votamos? 2015 no puede ser el año del miedo, sino el año que abrió el camino a una regeneración constituyente. No hay peor desdén hacia los votantes que jugar a asustarlos como si fueran niños”.

Y ante ello yo lanzo una pregunta:¿Para cuando un rescate para el Pueblo y un recorte para los Mercados? Será la manera más segura, Y CASI LA UNICA, de que no puedan volvernos a llevar a otra de sus crisis prefabricadas

Aun y con todo, si la mayoría de los que ESTAMOS “DEBAJO” dieran el paso adelante para frenar a los de arriba, negándose a persistir en esa posición de cabeza agachada y calzón bajado, y se consolidara una amplia mayoría social por el cambio, la oportunidad para la recuperación de la soberanía popular y el reequilibrio de la justicia social debería hacer frente de inmediato, después de la victoria inicial, a un segundo y descomunal reto: la contraofensiva despiadada que emprenderían aquellos, tan poderosos, que sintieran peligrar sus privilegios.
Este tema merece un análisis más detallado, el cual aplazo para una próxima ocasión

Categorías: General

Deja un comentario